FERNANDO-DIAZ, Nutricion

ADITIVOS ALIMENTARIOS PARA EL AUMENTO DEL CONSUMO DE CONCENTRADO EN TERNERAS LACTANTES

En el artículo publicado anteriormente expliqué la importancia del consumo de concentrado en terneras lactantes . En este vamos a discutir sobre diferentes aditivos que se pueden añadir a los piensos, o a la leche de las terneras, para maximizar la ingesta de sólidos.

Esto demuestra que el consumo de concentrado durante la fase lactante de las terneras no solo influye en el crecimiento actual del animal sino en su producción láctea futura.

Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad Estatal de Pennsylvania reportó que, por cada 100 g/día adicionales en el consumo de pienso de arranque durante el periodo previo al destete, las vacas de primera lactación producían 127kg más de leche, 8,4 kg más de grasa láctea y 4kg de proteína láctea.

Saborizantes

Los saborizantes son aditivos usados en la industria alimentaria animal para mejorar el sabor y el olor de los alimentos. El sentido del gusto está muy bien desarrollado en el ganado lechero, pueden reconocer los cinco sabores básicos: dulce, salado, amargo, agrio y umami. Por lo tanto, la inclusión de los sabores favoritos en los piensos de arranque de las terneras podría ayudar a estimular y a aumentar el consumo de estos. Diferentes sabores como vainilla, lácteo, picante, fenogreco, anís y afrutados están disponibles en el mercado.

Minerales: Zinc orgánico

El zinc (Zn) es un mineral esencial para el funcionamiento de la barrera intestinal y la regeneración de su epitelio. Un estudio reciente evaluó el efecto de alimentar terneras lecheras con un quelato de Zn (Zn-glicina) sobre el crecimiento y el consumo. El experimento incluyó 72 terneras Holstein desde el día 3 al día 80 de vida. Los tratamientos fueron:

  • Control sin suplemento de Zn (CON)
  • 100 mg/día de quelato de Zn en la leche (días 3 a 65; Zn3)
  • 100 mg/día de quelato de Zn en la leche (días 50 a 65; Zn50)

Los investigadores (Adab et al., 2020) no observaron efectos del quelato sobre la ingesta de alimento durante el primer mes del experimento (promedio: 798 g/día). Sin embargo, durante el segundo mes, las terneras que recibieron Zn mostraron consumos de materia seca superiores (1642 g/d) a las terneras que no recibieron el mineral (1521 g/d).

Vitaminas: Ácido fólico

El ácido fólico es una vitamina del grupo B que media en la transferencia de unidades de un carbono, por lo que está involucrado en la síntesis de ácidos nucleicos (ADN) y aminoácidos (metionina). El nombre del ácido fólico proviene de folium (“hoja”, en latín), ya que esta vitamina fue originariamente aislada de hojas de espinaca.

En animales rumiantes, los microorganismos ruminales producen cantidades suficientes de ácido fólico para evitar carencias de esta vitamina. Sin embargo, en terneras lactantes el rumen no está completamente desarrollado y la producción de ácido fólico por la microflora ruminal es muy limitada, por lo que la suplementación con ácido fólico mejora el consumo y el crecimiento de las terneras durante los primeros meses de edad.